18 de abril de 2017

Making off: "La historia perdida" #LaOtraFantasíaMedieval

Cerezos en flor… Creo que es uno de los iconos que más asociamos en occidente a Japón y no lo he puesto en vano. Hoy vengo a hablaros de cómo fue mi proceso creativo para desarrollar el relato que estará en la antología La otra fantasía medieval ya que muchos de los participantes lo están haciendo y Laura Morán Iglesias nos lo ha pedido.


Escribir una fantasía medieval no machista, que era la premisa original e inamovible, no me era algo ajeno. Como algunos podéis haber oído, actualmente escribo La vigilia del dragón con Mai, mi compañera de viaje . Aquí ya pasé por semanas de revisiones hasta que conseguí sacarle todo el machismo que encontré hasta mostrar un mundo que fue machista, pero que ahora lo es menos que en el que vivimos. 
Por otro lado, estoy con mi propia novela que seguramente se quede con su nombre original: Camino de perdición. Aquí he querido imaginar un mundo donde no hay machismo ni LGBTfobia, así como tampoco una discriminación por cuestiones de piel, sino por rencillas pasadas y que sólo la mitología recuerda… a su manera. Este planteamiento me hizo deconstruirme muchísimo y cada vez que me siento a escribir me saltan preguntas nuevas. “¿Esto suena sexista?” fue de las primeras, pero ahora voy por él “¿la ropa sería unisex?”, “¿los baños públicos unisex?” y etc. Decidí que no iba a haber ninguna violencia de tipo alguna contra una mujer por ser mujer, como parece ser la norma en toda esa fantasía que se jacta de ser “realista” cuando hace gala de una misoginia rampante.

El setting

Con esos precedentes, quise hacer algo nuevo, un reto personal. Para ello necesitaba un setting con el que nunca hubiera jugado antes. Siempre he estado nadando entre la ciencia ficción blandita y la fantasía medieval pseudoeuropea, debía cambiar por una vez.
¿Qué otra cultura me fascinaba? Sí, lo habéis adivinado: Japón feudal. Ante la duda, le pregunté a Laura si era válido, ya que no era técnicamente el lapso temporal que consideramos como medievo en nuestra cultura. Me dio luz verde.

Personajes

Soy un escritor que suele jugar con pocos personajes porque estos tienden a ir a su bola y terminar montando una rave sobre mi archivo de Word. La protagonista era algo que tenía muy claro desde el primer momento: Norioka Akiko sería una mujer veterana con un largo historial militar a sus espaldas, pero no sería la típica general fría y estricta, sino que sería su fachada de cara a sus soldados. En el trato habitual, ella es sensible y cercana, preocupada por la naturaleza y conectada a ella. Además, sería madre y su hija, Majime, también sería militar.
Con eso situado, necesitaba una antagonista (porque ni de broma sería un antagonista), así surgió “la yokai”. Para darle forma estuve documentándome sobre ellos tratando de encontrar lo que buscaba. No quería usar uno ya existente, así que junté dos de ellos. Ambos tenían aspecto de mujer, pero no diré cuáles son.

No quería que mi villana fuera mala sólo por el hecho de que sus motivaciones fueran el conflicto de Akiko, quería humanizarla, hacerla trágica. No era mala, sólo estaría perdida.

También hay algunos secundarios, pero no pensé demasiado en ellos, ya que Akiko y la yokai eran todo lo que necesitaba.

Mensaje

Sin destriparos nada, quiero señalar mis intenciones. Buscaba contar una historia diferente que no basara su conflicto en la violencia, sino en el entendimiento y la tolerancia. Quería una oda a la naturaleza y a la empatía. Por esta razón decidí que en lugar de resolver todo de forma agresiva, imponiendo una dominación que no nos es extraña en un marco patriarcal, debía usar otro enfoque, uno más pacifista. No ver al otro como un enemigo, sino como un igual con independencia de su origen.

La trama diría que se puede definir con la palabra “misticismo”, porque eso es lo que envuelve buena parte de lo que ocurre en ella. Buscaba algo sencillo, pero cargado de significado. Soy consciente de que se podría haber alargado más, pero eso quizá desvirtuase el mensaje que quería dar.

Worldbuilding

Este aspecto fue todo un dolor de cabeza. Había muchísimo trabajo detrás, pero no podía mostrar todo y tenía miedo de quedarme corto y que el lector se distrajese con las piezas del puzle. Creo que finalmente di con la combinación ganadora: dar cosas por supuestas y centrarme sólo en las esenciales.
No creo que el lector necesite que le hable del pasado del reino si Akiko puede resumirlo de forma orgánica en tan sólo una línea. Lo mismo ocurría con el trasfondo de la yokai.


Me alegro mucho de haber podido participar en esta experiencia tan enriquecedora y que “La historia perdida” se pueda reunir con sus hermanos espirituales en esta antología. Estoy deseando poder leer los demás relatos. ¡Qué ganas!

___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter

1 comentario:

  1. Me encanta leer los procesos creativos de otros escritores, no sé, manías. La verdad es que tengo muchas ganas de leer la antología de relatos y estos posts me están poniendo los dientes muy largos. Creo que tus historias se ajuntan mucho a lo que me gustaría, espero leerlas pronto.

    Saludos :)

    ResponderEliminar