21 de agosto de 2016

En femenino: Rey, la chatarrera de Jakku

Cualquiera que haya visto El despertar de la Fuerza al menos una vez (o cuatro como yo) sabrá de sobra quién es Rey. Para muchas niñas es un espejo donde mirarse, un ejemplo a seguir, un modelo a imitar. Niñas de esta generación, y algunas venideras, tienen al fin un personaje femenino con el que identificarse y huir de esa perpetua obligación de tener que ser Luke o Anakin. Es cierto que también estaba Leia, pero en fin, es un personaje insoportable en la trilogía original hasta El retorno del Jedi, más o menos.
En cambio, Rey, es un personaje que desprende un carisma y una independencia que no hemos encontrado hasta ahora en la galaxia muy muy lejana de la gran pantalla, sí en la pequeña con Ahsoka Tano, pero esa es una historia para otro día. Ella no es la Elegida de la Fuerza, ni la hija de un gran héroe de guerra y azote imperial; no, hasta donde sabemos, Rey es sólo Rey, una chatarrera como otra cualquiera del árido planeta de Jakku donde la arena es áspera e irritante y se te mete por todas partes…

Infancia en Jakku:

Rey es ahora mismo un personaje envuelto en el misterio. No sabemos quién la dejó en Jakku ni por qué, pero sí sabemos que no fue Luke. En la época en que ella fue abandonada por su familia tenía unos ocho años (si tomamos como referencia la edad de la actriz que encarnó a la joven Rey, Cailey Fleming). Es decir, esto nos sitúa unos once años antes del comienzo de la película, por lo que no pudo ser alumna de la academia Jedi de Luke, ya que en la novela Bloodline de Claudia Gray, que se emplaza seis años antes de El despertar de la Fuerza, vemos que Ben Solo y Luke están buscando el primer templo Jedi, ergo la Academia todavía sigue en pie. Además, si tenemos en cuenta que Ben es diez años mayor que Rey y que Leia ya había sentido su conexión con Vader, es una deducción obvia que lo entrenó desde pequeño. No tuvo tiempo de abandonar a una niña es un desierto con alguien como Unkar Plutt.
Así todo, Rey tuvo que convertirse en chatarrera y trabajar para la mole con la que la dejaron a fin de sobrevivir. Ella tuvo que aprender a defenderse del resto de chatarreros porque si ella encontraba piezas más valiosas los demás podrían intentar arrebatárselas, ¿acaso no sería lo más sencillo, robarle a una cría?
Muñeca de la capitana Dosmit Raeh.
En el Diccionario visual del episodio VII vemos que cuando Rey tenía diez años encontró un casco de una piloto de la Alianza Rebelde que había terminado allí tras la Batalla de Jakku, diez años antes de que ella naciera. El casco pertenecía a la capitana Dosmit Ræh de los Ases Amarillos de Tierfon. La pequeña Rey incluso hizo una muñeca de la capitana y se dedicaba a inventarse historias en las que Ræh era la protagonista. El primer modelo a seguir de Rey fue una mujer, ¡una capitana rebelde nada menos!

Rey, además de saber pelear y saber qué piezas son más valiosas y en qué naves encontrarlas, también es una gran mecánica. Esto lo vemos en la novela Antes del despertar de Greg Rucka, donde Rey repara una vieja fragata ligera 690 usando piezas que encontraba en sus cacerías. Quizá por esta razón Unkar Plutt se interesase en sus habilidades y las usara para reparar el Halcón Milenario (que la Fuerza sabrá cómo lo consiguió). Por esta razón sería por lo que Rey sabía cómo hacerlo funcionar y qué debía arreglar para no morir asfixiados por el gas. 

Otro aspecto de Rey que levantó ampollas fueron sus habilidades como piloto. En sus cacerías en Jakku encontró un simulador de vuelo que usó para aprender (al menos en la teoría y desde la seguridad de un asiento en tierra) cómo volar naves como el Ala-A. 
A través del ordenador de un Ala-X, Rey fue capaz de estudiar lenguajes alien y binarios, así como planos de naves republicanas e imperiales que le facilitaron la búsqueda de las piezas.
Su entendimiento de las lenguas alien le fue útil para relacionarse con los extranjeros que iban a Jakku y poder oír sus historias para evadirse un poco de ese mundo tan desolador. Y posteriormente le permitiría hablar con Chewbacca y BB-8.

Conexión con la Fuerza:

Retomando los hechos de El despertar de la Fuerza, Rey se encuentra abandonando Jakku, el planeta en el que había pasado los últimos once años de su vida y en el que seguía esperando como el primer día que su familia regresara. Aunque no queda explícito (ni implícito, ya que estamos), Rey podría haber usado la Fuerza sin ser consciente de ello, como cuando cierra la compuerta justo cuando el rathtar se llevaba a Finn. No es algo extraño, pues en el canon lo hemos visto en el personaje de Ezra Bridger, que usaba la percepción en la Fuerza y las capacidades físicas aumentadas que esta brinda para robar a los imperiales y huir de ellos sin que le cazasen. Él la había usado toda la vida y por ello no era algo extraño para él. ¿Acaso a los pájaros les asombra poder volar?
Rey es sensible a la Fuerza y es algo que nos dejan claro desde esa escena con los rathtars al cerrar la compuerta en el momento justo y al sentir a Finn. Puede que ella haya usado esta habilidad para encontrar piezas sin darse cuenta o incluso para comprender la estructuras de la nave que reparó.
No es hasta la escena en la taberna de Maz Kanata que conocemos hasta qué punto llega su conexión con la Fuerza. El sable de luz de Anakin Skywalker la llama. Esto no significa que Rey sea nieta de Anakin. En Rebels el sable de luz de Kanan Jarrus llama a Ezra y entre ellos no hay ninguna relación sanguínea ni de ningún tipo en ese momento, pues se conocían de apenas unas horas. 
Cuando Rey toca el artefacto, este desata una visión en la Fuerza que se parece a un don bastante raro que sólo hemos visto en el Jedi Quinlan Vos durante las Guerras Clon, llamada psicometría. Esta habilidad le permite a uno tener visiones relacionadas con el objeto que toca, sus dueños o escenas que los envuelvan tanto del pasado como del futuro o del presente, además, permite al usuario moverse por estas, pero sólo dentro de la escena que se presenta, como si fuera una habitación aislada. Rey corre por los pasillos de Ciudad Nube durante el enfrentamiento de Vader contra Luke durante El imperio contraataca (pasado), después saltamos a Luke y R2-D2 en una escena frente a un fuego y transiciona hacia los Caballeros de Ren bajo la lluvia. Ambas escenas podrían pertenecer al futuro, es decir, al episodio VIII, por razones que no voy a desgranar porque spoiler. También se ve a sí misma cuando es abandonada en Jakku. Es una escena caótica que no parece tener ningún sentido, pero es que Rey, a diferencia de Vos, no controla la habilidad y se deja llevar por las emociones. En Dark Disciple de Christie Golden, se nos dice que Vos necesita mantener cierta serenidad para controlar las visiones y poder «navegar» por ellas.

Rey no sabe qué es la Fuerza y hasta que abandona Jakku pensaba que Luke era un mito, una leyenda como Hércules en nuestros días. Cuando Kylo Ren la tortura para sacarle información, ella se ve capaz de acceder a la mente del acólito de Snoke y ve su miedo a no ser ni la sombra de Vader. A ser consumido por la luz que yace en él. Entonces es cuando Rey usa esa información para desconcentrarle, desvelando así su conexión con la Fuerza a la Primera Orden. Ahí es cuando Rey recuerda las historias sobre los Jedi, que tras más de ochenta años desde el alzamiento del Imperio Galáctico se habrán desdibujado hasta ser poco más que unos monjes que hacían levitar cosas con la mente. Rey intenta hacer lo que había oído con el soldado JB-007 (sí, es lo que estáis pensando), y funciona. Así la una vez chatarrera pasa de damisela en apuros a sacarse las castañas del fuego ella sola. Kylo Ren había subestimado a Rey.
El enfrentamiento final entre Kylo Ren y Rey tiene un contexto. Él está herido por la ballesta de Chewbacca, herido por Finn y, además, haber matado a su padre no le ha hecho más fuerte, sino más débil. Le ha hecho inestable, su conflicto interno no se ha resuelto, sino que ha ido a peor. Por otro lado, Rey está fresca y alimentada por la ira al ver que Finn ha caído y no se levanta. Aun así, Kylo Ren domina el duelo con un estilo brutal y agresivo mientras que Rey apenas puede desviar sus envites. Ella está siendo superada por él.
Cuando Kylo Ren menciona que puede enseñarle la Fuerza, es cuando Rey entiende que lo que ha estado usando todo este tiempo es eso: La Fuerza. Así que ella cierra los ojos y la abraza. En ese momento su estilo cambia por completo y se vuelve mucho más preciso y limpio, superando con facilidad al acólito de Snoke. Esto ya apareció en Rebels cuando Kanan Jarrus se enfrenta a Maul, que le había cegado. Cuando Kanan abraza la Fuerza, su postura cambia y sus movimientos se vuelven precisos. 

¿Cómo es Rey?:

A diferencia de otros personajes femeninos fuertes que estoy harto de ver, Rey no es «un hombre prototípico con tetas». Ella es un personaje amable con unas carencias afectivas bestiales, razón por la que crea ese lazo tan fuerte con Finn cuando apenas se conocen. Ambos han estado solos en una multitud toda su vida, mientras que ella fue abandonada por sus padres, él fue arrancado de los brazos de estos.
Rey ríe con Finn, se maravilla con algo tan habitual como el agua, el espacio o los bosques. Ella posee el «sentido de la maravilla», algo que los humanos poseemos y que se suele olvidar en la ficción. Rey llora cuando Finn es herido o cuando Han Solo muere. Es un personaje que tiene emociones y no se avergüenza de mostrarlas porque no son algo que haya que reprimir. Ver al personaje llorar o la despedida con Finn en Takodana es lo que llevaba años pidiendo en el universo de Star Wars.

En resumen, no, Rey no es una Mary Sue, pues todo lo que hace y sabe hacer no sale de ninguna parte, sino que su contexto lo explica. Tendemos a menospreciar a una mujer sólo por serlo (en la ficción o no), teniendo que validarse ante los ojos de la sociedad por algo que un hombre no.  Nadie dice nada porque Luke de pronto sepa pilotar un Ala-X, cuando lo más que había pilotado es una nave de carga, y dudo mucho que se piloten igual. Nadie se alarmó cuando Anakin con sólo diez años había construido un droide de protocolo y una vaina de carreras sin ayuda alguna.
Ambos eran hombres y por tanto es socialmente normal que hagan esas cosas, aunque no tengan ningún sentido desde el punto de vista de la coherencia. Es lo mismo que ya ocurre con Jyn Erso en Rogue One con comentarios literales al primer tráiler en castellano y en inglés (pondría capturas, pero se me va de peso la entrada):

«Y lo que más me revienta de todo es por qué Disney se empeña en meter a mujeres como protagonistas»
«No puedo creer que Disney esté convirtiendo Star Wars en una película de princesas… Propaganda feminista»
«Estáis como obsesionados con tener protagonistas femeninas»
«Star Wars ya no es Star Wars. Ahora se trata de negros y homosexuales y de presionar con su agenda»
«¿Los Juegos del Hambre o Star Wars?»
«¡Qué sorpresa, otra heroína!»
«Se ve muy sexy (…)»
«¿Otra Mary Sue? ¡Me voy, Disney! Oh, bueno, siempre nos quedará Cazafantasmas… ¿qué?»
«Genial, otra protagonista femenina adolescente. Como el episodio VII, Sinsajo, Leal, etc. Así que el sexo femenino que no es capaz de abrir un bote de pepinillos, cortar leña, clavar clavos con un martillo y nunca ha luchado o ganado guerras es la badass definitiva. Siempre. Claaaaaro.» 
«Otra protagonista femenina. Menuda mierda. Disney se ha pasado con la corrección política. Esa protagonista parece tan fuera de lugar que es ridículo. Sabrina la Jedi adolescente. Menuda mierda.»
«Amo Star Wars. Y tiene una pinta alucinante. Pero es difícil ignorar que se está disneyficando. Disney está marcando la pauta. Público femenino (protagonistas femeninas en dos películas seguidas). Minorías (protagonistas afroamericanos). Ahora asiáticos (con un samurái). Lo siguiente serán personajes LGBT. Hmmm…»
«Se ve genial, pero de nuevo, es sólo un tráiler. ¿Qué pasa con todas las películas recientes que se ven obligadas a poner una superheroína todo el rato? Es alguna clase de propaganda  feminista.»

Creo que la idea ha quedado clara, aunque encuentro la falta de corrección puntuadora perturbadora. Podría llenar meses del blog sólo con comentarios machistas, sexistas y misóginos dirigidos a Rey y a Jyn, pero no me da la gana, la verdad. El caso es que me alegro de que levanten ampollas en esta gente tan… repugnante.
Necesitamos más personajes como Rey que inspiren a las futuras generaciones de mujeres y que las haga sentirse identificadas y, como algunos de nosotros en su día, sueñen con ser una Jedi, o una Sith, vaya.

_______________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter


Más entradas sobre el trato de las mujeres en las obras de ficción:

3 comentarios:

  1. Uff que articulo tan bello y bien ilustrado. Sencillamente genial. (Los comentarios que copiaste son de gente ignorante, por lo tanto solo son dignos de ignorar, ni si quiera los leí completos, no valen la pena.)


    Nota por lo bajito (que nadie se ha dado cuenta todavía): Daisy Ridley es la actriz que interpreta a Rey... XD

    ResponderEliminar
  2. Si algo agradezco de esta entrada es que me explica ciertas cosas que le quitan ese aire de Mary Sue a Rey. Oye ¿Podrías pasarme los links de los vídeos donde encontraste estos comentarios?

    ResponderEliminar