29 de junio de 2016

Reseña: Oni

Autor: Sergio Vega.
Idioma: Castellano.
Editorial: Ronin Literario.
Nº de páginas: 192.
Precio: 12€ (papel)/2'97€* (digital).
Género: Chambara.

*: En la página web de la editorial aparece dividida en 4 partes y se puede descargar la primera parte totalmente gratis. Las otras tres partes cuestan 0'99€ cada una, sumando así los 2'97€.







Sinopsis y primer párrafo:

Un joven samurái se despierta en una cabaña perdida en las montañas, en ella vive una familia al completo, niños, adultos y ancianos. Hablan de un templo maldito, de un Oni que se esconde en la espesura. Una historia de misterio, con pequeñas pinceladas de acción perfectamente efectuadas, un giro sorprendente y un final apoteósico. Nos hará conocer la moral samurái, los límites del honor cuando choca con la familia y el deber.

Una confusa mezcla de imágenes empezó a danzar a medida que recuperaba la consciencia. Alguien que le daba de beber, agua tibia aplicada con un paño en su frente; antes el lastimero relincho de un caballo agonizante, el cielo gris, el viento helado, la búsqueda y la caída al abismo voraz del olvido.

Personajes:

Hay varios, pero sólo cuatro de ellos merecen alguna mención. 

Tenemos a Migita Yuki, un samurái que ha viajado a las montañas para enfrentarse al oni y matarlo. Es un hombre de su tiempo y siendo samurái exige que se le trate como a uno, pero sin éxito, pues el pueblo parece regirse por sus propias normas. Yuki es observador e impulsivo y no tiene en cuenta las consecuencias de sus actos. 
Junko es una joven del pueblo, y su papel es el de guiar a Yuki en su caza, pero el que yo pensaba que sería un personaje anecdótico y plano, resulta ser el más humano. Ella quiere ayudar a Yuki, pero no quiere que haga daño a su gente. Es ingenua y confiada, pero también valiente a su propia manera.
Ayame es una anciana del pueblo, la voz de la razón, que parece saber mucho más de lo que dice. O dice mucho más de lo que parece.
Y Ryona, el jefe del poblado. Un hombre bueno con una sombra más larga de lo normal. Demasiado joven para liderar. Decir más es puro spoiler.


Trama:

Nos cuenta el viaje de Migita Yuki a las montañas en busca del oni, una criatura a la que su padre fue a matar y nunca regresó. Perdido en la nieve es encontrado por unos campesinos que ocultan un secreto que Yuki cree que está relacionado con el oni y su padre.
El final es… raro. Es un buen final y es coherente con la novela, pero no se ve venir. Es un giro interesante.

Mundo:

Nos encontramos en Nihon, durante el shogunato de Ashikaga. Por lo que sabemos, debemos estar alrededor del 1352, casi veinte años después de la Guerra Genko, una guerra civil que supuso la caída del shogunato de Kamakura. Aunque la guerra acabó en 1333, asumo que Yuki y Junko no habían nacido entonces y dado que él tiene dieciocho y ella quince, y no parecen saber qué ocurrió entonces de primera mano. Está claro que Junko no tenía idea de la historia, por eso deben ser al menos quince años después.

Se nos menciona a un famoso forjador de katanas de Kanto, pero no se nos dice el nombre. Pienso que es Gorō Masamune, pues se cree que trabajó en la provincia de Sagami a finales del shogunato de Kamakura. ¿Y dónde está dicha provincia? En Kanto, era la provincia más al sur y hoy día pertenece a la prefectura de Kanagawa cuya capital es Yokohama. 

Oni y onigawara.
Hablemos del oni. Es otra de esas criaturas del floclore japonés que todos conocemos. A algunos puede no sonarles el nombre, pero la imagen lo dice todo. Es el equivalente a lo que conocemos como ogro y tiene algunas similitudes. No siempre representa a una criatura salvaje y feroz, sino que en ocasiones podemos encontrar rostros de oni en edificios, como los onigawara, que pretenden hacer de amuletos que ahuyentan la mala suerte.


Hay muy pocos personajes femeninos y no llegan  a interactuar «en cámara». Ayame sólo aparece para tratar las heridas de Yuki cuando alguien, presumiblemente Ryona, se lo manda. Junko cumple su labor como guía, pero posee agencia, pues es ella la que decide ayudar a Yuki para evitar que este la tome con su gente. 

Cubierta:

Perfecta. Y valorarla supone hacer un tremendo spoiler por el simbolismo del que está cargada. Cuando leáis la novela, sabréis a qué me refiero.

Valoración:

Los personajes son coherentes con respecto a su contexto y su situación en el momento de la lectura. La forma de tratar a Yuki, un samurái, choca al principio, pues son bastante irrespetuosos, pero se entiende a medida que avanza la novela. 
El personaje de Junko es breve, pero tiene muchos matices para la breve extensión de la novela.

La trama arranca en mitad de una forma clásica, pues Yuki despierta, y avanza hacia unos elementos propios de la novela de misterio para dar un cambio de tuerca hacia el final. No resulta previsible y eso, con la extensión y los elementos de los que disponemos, es todo un logro.

La terminología japonesa y la contextualización de la obra fluyen de forma natural sin que, en especial el segundo aspecto, llame la atención. Todo lo que se nos dice se hace en el momento justo y perfecto.
Es una gran novela ambientada en Japón que recomiendo a todo amante de la cultura nipona.

___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario