19 de junio de 2016

Mujeres en la ficción: Equipadas para el combate

Saber por Daisy
Creo que el título lo dice todo. Sí, habéis adivinado, voy a hablar sobre el equipamiento que suelen llevar. Esto, como es habitual, es más notable en los medios con imágenes como los cómics, juegos y películas/series, pero en alguna que otra novela también se puede encontrar patinazos en este tema.

La mujer que encabeza la entrada es Saber de la serie de mangas Fate de Type-Moon (no es su nombre real, pero eso es tema de otra entrada y spoiler, por otra parte). Su armadura es exactamente la que necesita, ni más ni menos. Bajo el faldón lleva pantalones y unas grebas de metal que protegen desde las rodillas hasta los pies. Además, aunque no se aprecia, la cubre una armadura mágica y su espada es invisible, razón por la cual sus rivales tienden a guardar las distancias hasta conocer el rango de esta. Todo junto resulta en una enorme protección que le permite prescindir de todo el metal posible, pero sin descuidar el torso, los brazos y las piernas. ¿No resulta lógico?


En la entrada anterior usé de ejemplo a Brienne de Canción de hielo y fuego para mostrar que los personajes femeninos pueden y deben cubrir un amplio abanico de apariencias. Pues vuelvo de nuevo a ella, pero esta vez por otro rasgo del personaje: su complexión. Brienne es una mujer altísima y robusta, en el sentido de fuerte. Ella porta una armadura completa, aunque no recuerdo si lleva siempre el casco (en Juego de Tronos no, pero en fin, es Juego de Tronos con todo lo malo que eso conlleva), pero sí queda claro que en cuestiones de fuerza física la diferencia entre ella y Jamie Lannister, por ejemplo, es inexistente o en todo caso se inclina a su favor. ¿Y por qué es esto? Pues porque las armaduras no pesaban diez kilos, sino que su peso rondaba los treinta kilos, quizá más debido a las medidas de Brienne. A esto hemos de sumarle los dos kilos de media de la espada. ¿Qué nos dice esto? Pues que las mujeres que llevan armadura difícilmente iban a poseer un físico delicado. No, con toda seguridad debían de estar musculadas en mayor o menor medida, así como lo estaban los soldados, que sí, que luego hay de todo, pero la base es la que es.
Ahora entremos en materia:

La apuñalable sexualización de las armaduras:

No puedo evitar acordarme de esta maravillosa entrada de Rocío Vega sobre este aspecto concreto. Ya lo señalé en la entrada anterior, pero lo vuelvo a recordar: todo lo concerniente a los personajes femeninos es muy probable que esté sexualizado. Y, por supuesto, las armaduras no iban a ser menos. Se sacrifica la eficiencia de una armadura y se la despoja de casi toda su utilidad sólo para que el público masculino, al que obviamente va dirigido, pueda fantasear. Es lo mismo que comenté anteriormente sobre el dimorfismo sexual en las razas de fantasía. Sobre este tema el manga Fairy Tail de Hiro Mashima sabe un rato. Obviando al personaje de Lucy, que en fin, ya para otra entrada, tenemos a Erza Scarlet, una maga muy poderosa cuya magia llamada Re-equip, le permite cambiar de armas y armaduras en función del enemigo al que se enfrente, además, estas le proporcionan resistencias elementales o capacidades aumentadas. Suena genial, ¿verdad?:
Como veis, todo lo prometido se desvanece en pos de un personaje femenino embutido en una armadura que pone por delante que se vea como un objeto sexual, una fantasía, que su propia seguridad. Que sí, que Erza es lo suficientemente poderosa como para evitar que la rocen si quiera, pero ¿acaso esa es razón para una armadura tan poco práctica? La tónica general de sus armaduras es esta. Cuando no poseen escote, poseen los muslos al aire perfilando «las puertas del infierno» como dijo Patrick Rothfuss en El nombre del viento o la espalda y costados al descubierto. Creo que la única armadura que yo salvaría de la quema es esta:
En este caso, sacrifica toda clase de poder defensivo y no-apuñalabilidad a favor de la velocidad y la agilidad. El vendaje no me convence por razones de salud, pero en términos generales cumple con su cometido. Esta es quizá la única armadura que no se me antoja sexualizada.

¿Qué sacamos en claro? Que primero son reclamos, productos, y después mujeres. Esta clase de representación las despoja por completo de todo poder o intimidación que puedan ejercer sobre el rival.

Las pechi-armaduras:

Quizá con esto le descubra algo nuevo a según qué sectores: las armaduras no tenían tetas. Ya es hora de desterrar la idea del Boob plate, porque no, no necesita una forma especial, menos aún cuando bajo la armadura podíamos encontrar un gambesón, una cota de malla o alguna pieza más de tela. Para cuando ella se ajuste la coraza, no se va a notar el pecho por mucho que tenga. Obviemos la impracticidad a nivel del combate como a nivel de fabricación. Así que menos esto:
Y más esto.
Ash recortando en silueeeeta.
Porque Ash (de Ash, la historia secreta de Mary Gentle) no parece tener ningún problema con su armadura, ¿no debería ser ella la que elija qué vestir y no el público objetivo?
¿Y si no buscas una armadura completa? Pues la leoncilla de Cintra tiene la respuesta:
Cirilla de Cintra
No me digáis que no luce genial. Cumple con su función y mola todo.

Más tela para ellos y menos tela para ellas:

Creo que había un anuncio de Durex con un eslogan parecido. En fin. En juegos de estética medieval es habitual encontrar cosas como esta que detesté de TERA Online:
Encuentra las diferencias.
Como ocurría con las razas de Perfect World Online, parece que ser que encontramos dimorfismo sexual en cuanto a las armaduras. Además, aunque no se ve muy bien en la imagen, ella lleva tacones porque antes muerta que sencilla que diría María Isabel (lo siento, Rocío, no he podido evitarlo).
Esto es algo que amé y sigo amando de Star Wars: The old Republic Online. Aunque hay armaduras que difieren, esto suele traducirse en que ellas lleven el vientre al aire en algunas armaduras de tela, algo muy Sith, por otra parte. Pocos materiales pueden protegerte de un sable de luz o de un bláster. Eso sí, la tónica general es esta:
Prácticamente iguales. Luego encontramos casos tan curiosos como este:
Aun con todo, ¿cuál he visto más mientras jugaba?
Exactamente iguales para uno que para el otro. Al menos resulta igual de horrible para ambos.

Y cuando no llevan armadura…

No todo son las armaduras. El cómic está repleto de personajes femeninos con trajes ceñidos (sí, concedo que en esto es más o menos igualitario), pero cuando se trata de los diseños, la cosa cambia. Tenemos personajes como Poison Ivy, que es una bomba sexual ecologista o Psylocke, que va luciendo muslos en un traje exageradamente ceñido.
Psylocke.
Tan ceñido que Olivia Munn, la actriz que le da vida en X-men: Apocalipsis, dijo que le parecía «muy sexual» y que había necesitado ayuda para entrar en él . En no pocos casos encontramos que se usan las ropas de los personajes femeninos para realzar tres partes específicas de su anatomía: pecho, trasero y piernas (muslos sobre todo por obvias razones). Y, además, nunca posee ninguna clase de justificación lógica y no, no es más cómodo para el combate. Tampoco es una excusa decir que respira por la piel, Kojima, que nos conocemos. Kojima en su día se enorgulleció de ello diciendo en Twitter a los críticos con Quiet que se sentirían avergonzados cuando supieran cuál era la razón de ello. Creo recordar que el personaje The End de MGS3 posee una capacidad fotosintética y va ataviado con un uniforme de camuflaje, pero claro, ¿quién quiere ver a un anciano semidesnudo?


En fin. Este tema da para mucho más, muchísimo más (y por ello volveré al tema en otra entrada). Pero como conclusión diré que nos han enseñado a cuantificar el valor de una mujer en base a su físico y por esta razón se nos muestra primero su físico y por último, y si acaso, su personalidad. Cuando se sexualiza a una mujer, se la despoja de todo rasgo humano y pasa a ser un objeto con el que no se empatiza. 

¿Qué ejemplos buenos podéis decirme?


___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter


Más entradas sobre el trato de las mujeres en las obras de ficción:

19 comentarios:

  1. Quizá el ejemplo más drástico de pechiarmadura sea el bikini de malla de Red Sonja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que juraría que Red Sonja fue el paciente cero de la epidemia del bikini de malla. En teoría es la contraposición a Conan, pero él resulta épico y ella un fantasía sexual.

      Eliminar
  2. Ejemplos buenos, se me ocurren tirando a pocos. El primero que me ha venido a la mente es la ya citada Brienne, porque en la mayoría de casos, las mujeres con armadura suelen ser malvadas hechiceras ataviadas con sujetadores de acero, o directamente llevan un vaporoso vestido y cuatro protecciones en las muñecas y las espinillas.

    Parece que las mujeres luchan mejor sin ropa... ^^'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema no es tanto que lleven o no armadura, sino que esa armadura sea funcional. Los villanos suelen ir vestidos o armados, ¿acaso a ellas no les venden toda la ropa? ¿Hay algún tipo de complot a en esos mundos por el que se nieguen a fabricarles ropa? Es todo horrible.

      Eliminar
  3. Es que lo de Erza de Fairy Tail es de traca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que al margen del diseño de armaduras, Erza es un personaje cojonudo lleno de matices, luces y sombras; no es el típico personaje femenino que sabe pelear. Sí, es bruta, pero no insensible. Erza llora y flaquea a veces. Su sentido de la lealtad es de los más fuertes de todo el manga (reniego del anime actual). Por esto es una enorme pena que se la cargue así. Es que este es el problema de Hiro Mashima: la sexualización de sus personajes. A diferencia de otros mangakas como Tite Kubo, cuyos personajes femeninos son anecdóticos a niveles de trama, Mashima les da papeles clave en el desarrollo de las tramas y sin ellas no existiría el manga. Erza, Kana, Lucy, Wendy, Mavis, Kagura, Minerva... Todas son importantes, algunas incluso más que Natsu, pero al sexualizarlas las despoja de todo esto.

      Eliminar
  4. Excelente artículo ¡Cómo aborrezco esos atuendos de combate tan poco prácticos para la batalla!

    Que escapen a esta sexualización se me ocurren solo unos poco ejemplos, como Eowyn de "El Señor de los Anillos", Mira de "Space Marine", Luger de "Killzone", Big Barda de DC Comics y, aunque no lleva armadura para ir más ligera, la samurái Isabellae.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son unos ejemplos muy buenos y quedan apuntadas para una futura entrada recopilatoria de vuestros ejemplos. El caso de Big Barda... Ya me la comentó mi hermano, las líneas generales son maravillosas, pero su coraza tiene tetas y eso se sale de mi intención y la de la entrada.
      La ropa de Isabellae es funcional y en este caso sí puede ser que ella la prefiera a una armadura o que no tenga el dinero para hacerse con una. En este caso ella ha elegido su atuendo por X o Y razón, no así otros personajes a los que se les ha impuesto por orden del creador.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. La Juana de Arco de Luc Besson. No se rompió la cabeza nada, la encasquetò en una armadura completa de caballero y tia millas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he buscado y me parece genial. Es una mujer en un mundo de hombres y era la única forma de mezclarse entre ellos. Salvo diferencias en casos concretos, las armaduras son unisex y pueden estar hechas a medida para ajustarse a hombros y caderas, donde están las principales diferencias. Es un gran ejemplo y queda anotado.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Artículo con muchas y dolorosas verdades. Me sangran los ojos muy a menudo cuando veo a mujeres guerreras en los medios.

    Los ejemplos buenos son tan escasos que hay que arañarlos y mucho, pero, por suerte, se pueden ir sacando. De buenas a primeras diría que en general los personajes femeninos de Dark Souls, cuando llevan armadura (porque muchas son sacerdotisas) tienen armaduras como dios manda. Por ejemplo, Anri de Astora del Dark Souls III, ya que siempre es del sexo opuesto a tu personaje, tiene una armadura que no cambia sea mujer u hombre. Casca de Berserk también lleva por lo general una armadura decente, aunque sus botas sean meramente estéticas. Aqua de Kingdom Hearts tiene un traje en generaaal bastante decente y su armadura, como la de sus compañeros, la cubre por completo. Recuerdo que, en el remake de Blancanieves, la prota llevaba una armadura normal y corriente y que me sorprendió mucho (para bien). Cate Blanchett también llevaba una aceptable en Elizabeth, aunque la más realista (sorprendentemente) es la adaptación de la HBO con Helen Mirren.
    Personalmente el nuevo diseño de Supergirl de Injustice me encanta dentro de los trajes de super héroes xDDDD

    Como broche final, en Shingeki no Kyojin (Ataque a los Titanes), los uniformes son unisex y sin nada pesado en sí porque tienen que moverse muy rápido (y de todas formas un golpe a la velocidad que se desplazan los mataría, así que no tiene sentido cubrirse demasiado).

    ¿Has escuchado del drama que hubo con el protagonista del FF Mevius? El traje original era ridículo, mostraba muchísima carne y sexualizaba al personaje. Así que hubo una reacción por parte de los fans masculinos y obligaron a cambiarlo. Me parece muy revelador porque, como dices, la gente es perfectamente consciente de cuándo algo es sexualizado o no. Lo que pasa es que es mejor imponérselo a las mujeres.

    ¡Un saludo!

    Atte. Rika~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he jugado a Dark Souls, pero sí sé que el sexo es irrelevante en términos de equipamiento, lo cual es un alivio. En cuanto a Casca y a Aqua, pensé en meterlas, pero como otros ejemplos, se me quedaron fuera. Haré una entrada recopilatoria con vuestros ejemplos así que ahí aparecerán.
      Y... SNK ni siquiera me vino a la cabeza y eso que llevo el manga al día, sí lo hizo Mikasa para una entrada futura, pero al final no la meteré.

      Sí, leí sobre el drama, pero no llegué a ver el diseño de la discordia. En cualquier caso, se nos ha metido la idea de que las mujeres son productos, es decir, actores pasivos, y los hombres son el componente activo. Nosotros no podemos ser sexualizados, porque entonces estaríamos rebajados al nivel de una mujer, ¿no? Es asqueroso, pero parece que poco a poco vamos avanzando, aunque muy poco a poco.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  7. He de decir que a penas llego a tu blog, ya que lo vi mencionado en el de Rocía Vega hace poco. Así que...¡Hola! Me presento como una anónima de 13 años que se siente bastante ignorante al no ser consciente de la pechi-armadura y su poca relevancia en la misma. Aunque, quitando este detalle, no ha podido estar más de acuerdo con este artículo. Supone que habrás leído ya varias opiniones semejantes pero insiste en que todo es tan... Acertado (mejor dejo de hablar en tercera persona).

    Por otra parte, al detestar las sexualizaciones, me mata ver como muchas de las chicas súper heroínas, villanas, guerreras... van medio desnudas, con huecos y piel a la vista por lados que no deberían verse. Bueno, no digo que deban ser embutidos de metal, pero sí digo que si ella va con tres o cuatro protecciones, él también. Y como tú has expresado: que se cumpla su función. Yo siempre me pongo situaciones como estas: una lleva todo el costado el tórax al aire, viene alguien, desliza su espada y ¡zas! Una grave herida se lleva ella, seguro.

    Como ejemplo salvado de este hecho ahora mismo me viene Korra, de La Leyenda de Korra. Es una chica con la ropa necesaria, le queda bien y sin mostrar mucho es notable su bonita figura.¡Maravilloso! Lo mejor de todo es que complace al público. Complace a la historia. Complace a su función.

    ¡Saludos y felicitaciones por tu buen blog!

    Att: ...me?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que seas una ignorante, es una cuestión de alienación. Nos programan desde pequeños para ver normal la sexualización de la mujer y para escandalizarnos al hacerle lo mismo a un hombre, como apuntaba Rika en el comentario anterior.

      Korra es de mis personajes favoritos de todos los tiempos. Ya hablaré largo y tendido de ella en cierta entrada que estoy haciendo a largo plazo, pero por lo pronto, no la incluí porque viste ropa normal y quería centrarme en casos más concretos enfocados a ropa de combate, pero sí, sería un buen ejemplo.

      Un saludo y bienvenida a mi nido.

      Eliminar
  8. Respecto a Erza de Fairy Tail las armaduras que utiliza, aunque onviamente Hiro Mashima la utiliza como un fanservice para el público masculino, hay que decir en su defensa que las armaduras de Erza no se basan en una protección fisica es más mágica como una que tiene de emperatriz de fuego , sus armaduras sirven para aumentar su poder de ataque a distancia,defensa magica a alguna magia en concreto y asi. De ahi que no tenga que tener especial cuidado en que cubra de forma correctamente su cuerpo aunque a mi siempre me ha parecido que una armadura más tosca no deja de ser más un inconveniente en batalla contra alguien experimentado que un beneficio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las armaduras son como son históricamente porque funcionan, si tu armadura te hace más fuerte físicamente está genial, pero no te hace inmune a que te atraviese el el pecho por el hueco del escote o que te rebane el muslo que me has dejado al aire. La cuestión no está en los efectos mágicos de la armadura (lo cuál sí he mencionado al hablar de ella), sino en que deja al aire zonas clave que suelen ser objeto de ataques como lo son los costados, espalda, pecho y piernas.
      ¿Que Erza es poderosa y no "tenga que tener especial cuidado"? Genial, pero no es ella la que elige unas armaduras imprácticamente sexualizadas, sino el mangaka que la dibuja así. Pero vamos, que no es solo Erza, es casi todo el elenco femenino del manga, muy a mi pesar y al de la obra.

      Eliminar
  9. Tienes toda la razón! En los videojuegos es algo que se nota muchísimo: las mujeres, al subir de nivel, se les ca cayendo la ropa al suelo; mientras que a los hombres, las armaduras cada vez son más grandes.

    Es algo que me molesta muchísimo, la verdad, porque se sexualiza absolutamente todo de cualquier personaje femenino; creando, por lo tanto, algo plano y sin ninguna característica que se salga del tópico. Por eso me gusta mucho el personaje de Brienne, no sólo difiere del físico prototípico de la figura de la mujer guerrera, sino que defiende férreamente su condición de guerrera sin dejarse arrastrar por las críticas y las burlas.

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Las armaduras de Monster Hunter! Son siempre diferentes para hombres y para mujeres, ¡pero no están más sexualizadas las de las mujeres! Cuando hay alguna armadura un poco más reveladora, suele ser igual para ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, tomo nota. Mira que he jugado al MH Tri con un personaje femenino y no he caído en la cuenta, pero eso, anotado está.

      Eliminar