5 de junio de 2016

Mujeres en la ficción: Hablemos del físico

Creo que no es ningún secreto que la representación de la mujer en la ficción (y no sólo en esta) se mueve entre ser escasa y ser horrible. Mientras que la representación de los personajes masculinos abarca un enorme abanico de roles, personalidades y físicos, los personajes femeninos suelen estar encasillados en un abanico mucho menos amplio. Cuesta encontrar mujeres que contradigan el canon de belleza actual y las que lo hacen, suelen jugar el papel de criaturas malvadas en la línea de los cuentos. Pero desde luego encontrar una mujer de estas características como protagonista o con un rol relevante en una obra es bastante difícil.
En las novelas, salvo que se especifique, cualquier personaje es atractivo o no y suele ajustarse a los gustos del lector. Eso sí, cuando se especifica que una mujer no es atractiva suele ser o bien jugando al patito feo o porque es una mujer anciana «que ha vivido tiempos mejores» y que no pocas veces se nos dices que tuvo que ser bella de joven pero los años hicieron estragos y bla bla bla.

Y luego está Brienne de Tarth de Canción de hielo y fuego (que encabeza la entrada) y que aparte de ser un personaje importante en las novelas y tener su propia trama, parece que será importante en el devenir de los sucesos futuros, algo que dudo que la serie vaya a tratar por la falta de cierto personaje que no diré que sea Lady Corazón de Piedra (pero lo es). La cuestión es que el físico de Brienne es la representación de la rotura con lo que venimos viendo en las mujeres guerreras. Tenemos a una mujer altísima, de espaldas anchas, con una nariz que ha sido rota en varias ocasiones, el cabello del color de la paja sucia y fea, muy fea, «con cara y dientes de caballo» como se llega a decir. Una pena que en la serie decidieran tomar otro rumbo y escoger a Gwendoline Christie para el papel que, aunque hace una gran Brienne, es mucho más agradecida físicamente que su personaje, pero el mundo audiovisual es lo que tiene.
Creo que ya se ve venir el tema que vamos a tratar hoy. Así que metámonos en faena:


La contrapartida femenina:

Partiendo del hecho de que lo masculino es lo neutro y lo «por defecto», no es nada raro encontrar personajes femeninos que son clónicos con respecto a un personaje masculino ya existente. Esto es muy habitual en el mundo de los videojuegos y en el mundo de los cómics de superhéroes. En los primeros tenemos ejemplos como la señora Pacman que, nombre aparte, parte del modelo base de Pacman al que se le ha añadido maquillaje, un lazo y un lunar, mientras que Pacman es sólo una pelota amarilla.
Mismo caso encontramos en los cómics con personajes como Supergirl o Batgirl (por nombrar sólo los más claros). Si bien se puede argüir que Batgirl se llama así por estar bajo el ala protectora de Batman, ¿no podría haber sido Robin un Batboy? Antes de que alguien me salte, sé el origen de Dick Grayson, pero no viene al tema.

¿Por qué os cuento esto? Para deciros lo que busco. Ayer por la mañana pregunté por Twitter esto:
Obtuve algunas respuestas interesantes, pero los casos más comunes que salieron fueron contrapartes de personajes femeninos ya existentes como lo es Wanda Wilson (Miss Deadpool). Wanda sufre la misma desfiguración que Deadpool, pero el problema es que mientras que él es un personaje entero, ella sólo es un personaje derivado en términos de estética. Es como si  le faltase algo.
Miss Deadpool.
En ficción es habitual encontrar que todo el elenco protagonista (cuando ellas protagonizan) son mujeres bellas, independientemente de la profesión a la que se dediquen. No estoy diciendo que no puedan serlo, sólo que es bastante irreal y «machi-fantasioso» que todas lo sean.
Por eso no tengo en cuenta a personajes como Wanda Wilson o Bizarro-girl, pues son contrapartes y sufren dicha desfiguración o fealdad por el personaje del que derivan, no por ellas mismas.

Hombres gordos y feos y mujeres bellas y modélicas:

¿Seríais capaces de enumerarme diez personajes femeninos que no sean delgadas y esto no sea motivo de chiste y sea algo normalizado? De esos, ¿cuántos son papeles importantes?
En mi experiencia, puedo nombrar un buen número de personajes masculinos que cumplan esas especificaciones, pero mujeres… Me viene a la cabeza Amanda Waller. La original, no la de ahora, que ya llegaré a ello.
Amanda Waller.
Y esto también se aplica a la literatura. Aunque es cierto que una parte de la culpa la tenemos nosotros, ya que inconscientemente ponemos por neutro (en una mujer) este mantra: mujer-blanca-heterosexual-delgada, eso no quita que no sea fácil encontrar personajes que encajen en físicos en los que un personaje masculino goza. Aunque nos auto-condicionamos, tampoco ayuda el hecho de que si un hombre es gordo o rechoncho se nos diga, pero de las mujeres sólo se nos mencione en el caso de que esté embarazada o sea un caso muy concreto.
En el mundo hay un poco de todo y así debería de figurar en la ficción. Lo que nos lleva a lo siguiente:

La sexualización:

El sexo vende. Es un hecho y teniendo en cuenta que el público objetivo o bien es general o bien masculino, esto se lleva al extremo. Y de esto Juego de tronos de HBO sabe bastante, pues lleva usándolo desde sus inicios. Que sí, que las novelas tienen dragones y tetas, pero ni de lejos es lo que encontramos aquí. Un ejemplo es Melisandre, que ha salido casi más veces desnuda que vestida y de forma totalmente gratuita.
Y hablando de HBO, los lectores de los libros recordarán a Maggy la Rana y su descripción tan similar a la de una bruja de cuento. ¿Qué nos encontramos en la serie de televisión?:
Maggy la Rana: Libro vs serie.
Ahora Maggy la Rana resulta que ha rejuvenecido varios años y desde luego ha pasado por un tratamiento de belleza completo. ¿Tendrán clínicas en Lannisport?
En los cómics lo vimos que la antes mencionada Amanda Waller ha cambiado radicalmente de aspecto y rejuvenecido varios años. Es cierto que según ha ido pasando por distintos dibujantes hemos podido ver Amandas algo más delgadas y jóvenes, pero sin perder nunca esa corpulencia tan suya. Pero en el #1 de Suicide Squad nos encontramos con esta versión para nada sexualizada.
La nueva Amanda Waller.
Y ya no hablemos de los videojuegos en los que los personajes femeninos visten armaduras, si es que se les puede llamar así, que no cubren casi nada o que son inapropiadas para el combate. Además, en lo tocante a razas no-humanas como orcos o los salvajes de Perfect World International, vemos que el dimorfismo sexual las hace atractivas a ellas y a ellos aguerridos.
Salvajes: misma raza. ¿Difícil de creer?
¿Qué me decís de las heridas que desfiguran a los personajes femeninos? Muy complicado encontrar mujeres que se les quede la cara quemada o pierdan un miembro. No digamos cicatrices, heridas mal curadas y un largo etcétera. Es demasiado habitual que en el caso de una desfiguración esta sea en una zona poco visible o fácilmente ocultable. Nunca en la cara. Este es el caso de Mina Harker de La liga de los hombres extraordinarios cuyo cuello está lleno de mordeduras, pero ella puede cubrirlo con un discreto pañuelo.
Mina Harker.
Y, para terminar, quiero hacer una mención especial a Samus Aran, protagonista de la saga Metroid de Nintendo. Esta cazarrecompensas hizo que millones de jugadores descubrieran que habían jugado el juego con una mujer cuando ellos creían que controlaban a un hombre. Maravilloso. Luego llegó la recompensa de irle quitando ropa, poder jugar con ella en ropa interior, el traje zero, los tacones del Smash Bros y en fin. Sexualización al poder.
Lo importante es poder fantasear con los personajes femeninos porque ¿acaso creemos que están porque sean personas? No, son claros reclamos para el público masculino, para satisfacerles. Son productos de marketing.

Contadme, ¿qué personajes femeninos me podéis decir que huyan de estos cánones? Habladme de ellos en los comentarios y nos leemos en la segunda parte de esta serie de entradas.

___________________________________________________________________________
Más entradas sobre el trato de las mujeres en las obras de ficción:

14 comentarios:

  1. Brienne de Juego de Tronos. Me encanta ese personaje porque es fea, musculosa y una verdadera guerrera. Lleva una armadura de verdad, pesada. Suda y está sucia la mayor parte del tiempo. Me parece un buen ejemplo de todos los fallos que comentas.

    Yo, personalmente, intento en mi novela que mis personajes femininos no sean tan idealizados. Tal vez sea porque soy mujer, pero no me gusta esta estúpida idealización y sexualización de los personajes femeninos. Por eso intento hacerlo lo mejor posible ^^

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso escogí a Brienne como imagen para esta entrada en concreto. Es un personaje redondo que rompe todos los moldes que tenemos ante esa clase de personajes. Es muy habitual que si aparece una mujer de aspecto desagradable o bien es una villana o alguien rudo. Brienne, en cambio, es una superviviente, es ruda, sí, pero no por ello trata mal a los demás. Es todo corazón.

      Pienso que al ser mujer es más fácil que una vez visto el problema, no te guste. Pero el tema radica en que no solemos verlo. El dimorfismo sexual en las razas de fantasía es algo muy común que tenemos tan interiorizado que lo obviamos hasta que nos resulta imposible ignorarlo.
      En cualquier caso, lo importante es tener la mente abierta y querer mejorar.

      Nos leemos.

      Eliminar
  2. El otro día me comentaban por twitter (que yo no recordaba), con todo el jaleo de Hermione, su raza, su aspecto y la madre que la parió, que en los libros, además de los incisivos y el pelo, no se dice nada más acerca de su físico. Pero sí hay un dato relevante y es que Hermione no se arregla nada más que en el baile de 4º y en la boda de Bill. Y que además cuando le insinúan por qué no lo hace el resto del tiempo (porque además lo hace con magia, según me recordaron), dice que pasa. Una chica de 15 años pasando de su aspecto y lo que piensen de él. Warner nos ha vendido una estupenda Hermione, pero haciéndola deseable también (aunque Emma Watson tampoco creo que tenga la culpa de esto). De Fleur Delacour sí se destacaba su físico, pero Hermione es una chica mucho más normal y menos sexualizada de lo que aparece en las películas. Quizá no sea el mejor ejemplo para seguir con tu entrada, pero ahora mismo no se me ocurre otro xD Seguiré atenta a estos artículos. Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mencioné a Hermione porque me resulta un caso "suave" y preferí usar otros ejemplos audiovisuales como el de Maggy la Rana. Hermione, creo recordar, que es una chica que no resalta por su físico hasta las últimas novelas porque adolescencia. Eliminar los incisivos hacía la más atractiva. Es un buen ejemplo.
      Podría rellenar una entrada sólo con ejemplos de este tipo y mucho peores, pero creo que me iría del tema.

      Saludos.

      Eliminar
    2. A las mujeres de ficción sólo se les permite la ausencia de atractivo cuando se resaltan sus aptitudes maternales por encima de las sexuales. ¡Y en ese caso tampoco podríamos llamarlas feas! También se les perdona la ausencia de belleza cuando llegan a la vejez. Siguiendo con los ejemplos de la saga de “Harry Potter”, ahí tenéis a McGonagall o a Trelawney.

      Recuerdo que incluso Elphaba, en “Wicked”, sólo tiene como hándicap físico el color de su piel, que es verde. Eso, más allá de las burlas de algunos, tampoco le impide ir a la universidad y agenciarse un maromo.

      Eliminar
    3. A eso me refiero con "casos concretos". Es horrible y nos queda mucho camino para poder cambiarlo.

      Eliminar
  3. Justo el otro día lo pensaba porque yo al escribir procuro evitar estas cosas pero creo que no lo suficiente. Me acordaba de personajes de manga/anime y me vinieron a la cabeza algunos de mujeres guerreras, Erza de Fairy Tail y Saber de Fate Stay Night. Hoy Casca de Berserk.

    No son mujeres bellas pero tampoco feas. De hecho el cambio de estilo de dibujo de Hiro Mashima favoere a Erza, que al principio se la veía incluso fea en comparación a otras chicas del manga, y ahora está más estilizada y más sexualizada pero son cosas del autor que le va mucho el fanservice...

    http://vignette3.wikia.nocookie.net/viz-fairy-one-piece-tail/images/a/ad/Erza_Manga_Pre_Timeskip_Infobox.png/revision/latest?cb=20130903234620

    http://vignette4.wikia.nocookie.net/fairytail/images/d/de/Erza_calms_Natsu.jpg/revision/latest?cb=20130211234935

    Las otras dos, Saber y Casca si se ven mujeres más robustas y desde luego las tres, llevan armaduras, si no completas, al menos no son bikinis de hierro (aunque el poder de Erza es cambiar de armaduras y algunas pues sí que lo son xD).

    Más allá de ellas tres, pues no se me ocurre ningún otro personaje que se salga de lo tópico. He visto recientemente el anime de Nanatsu no taizai y aunque las chicas guerreras lleven al menos su armadura completa, siguen siendo personajes bellos.

    Aunque sí estaba pensando, en cuanto a lo de las heridas y cicatrices, que en el reboot de Tom Raider, Lara es una adolescente mona pero a la que sin embargo destrozan bastante de heridas y de suciedad y por lo menos se pasa así el juego, en ese sentido son bastante realistas xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber tiene un físico bastante normal, exótico en japón debido a su origen europeo, pero ya. Casca tiene un físico curtido. Pero Erza...
      Por partes. El tema de las armaduras ya lo trataré, pero Erza no es un buen ejemplo pues casi todas las armaduras poseen un apuñalable escote y forma para los pechos o el busto. La que mejor aspecto tiene es la que más usa de "paisano", la "Heart Kreuz", pero esa faldita de colegiala... Al final la más viable de todas y la menos sexualizada resulta ser "Clear Heart" pues sacrifica la defensa a favor de la velocidad y la agilidad.
      Las armaduras de Saber y Casca están hechas a su medida. La de la primera posee coraza y guanteletes con los que cubre manos y torso, pero a la vez le permite una movilidad asombrosa. Casca, por su parte, viste una coraza y casco de metal y el resto parece que es de cuero y tela. Es una combinación barata y funcional para su cuerpo menudo.

      Erza no, Saber y Casca sí. En cualquier caso, el tema del equipo de combate es para otra entrada.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Que escapen de los cánones que mencionas, quizás las Furias de Apokolips, particularmente Stompa (ancha de hombros y regordeta), Mad Harriet (con rasgos de hiena), Bernadeth (de rostro seco) o incluso La Abuelita o Granny Goodness (obesa y arrugada); siguiendo con DC, aunque es cierto que es una extraterrestre, Kryb, de los Sinestro Korps (por su inquietante forma de araña). En el mundo del cine estoy pensando ahora mismo en los personajes de Imperator Furiosa (manca) y Franky Cook (tuerta), es decir, dos guerreras con mutilaciones bien visibles.

    Genial artículo, por cierto. Ando con ganas de leer la segunda parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stompa, Furiosa y Franky Cook son muy buenos ejemplos para el tema. La Abuelita es una mujer anciana y a las ancianas no se las suele sexualizar, con lo cual queda fuera del tablero. Kryb resulta... espeluznante, pero es una criatura alien que se muestra más como monstruo que como mujer, así que digamos que medio punto. Mad Harriet puede valer para esta entrada, pero ya veremos que no para las siguientes.

      No sé cómo no me vino Furiosa a la cabeza, maldita sea. Gracias por la aportación.

      Eliminar
  5. Es curioso, en la novela que estoy acabando, uno de los personajes es una mujer con una enorme cicatriz que le cruza la cara, aunque es delgada tira más a huesuda y descubrió bastante tarde que prefería a otras mujeres como compañeras de cama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo junto resulta bastante rompedor. Enhorabuena.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Excelente artículo! Un personaje que se me ocurre es la doctora Susan Calvin, de Yo, robot. La de los cuentos, porque la de la película es una reverenda estúpida, en mi opinión. No es fantasía, pero bueno, tenía ganas de nombrarla XD

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uso muchos ejemplos del género fantástico porque es el género que suelo escribir, pero esto es algo trasversal pues no pocas mujeres en ciencia ficción (y fuera de esta) se ven en la misma situación, así que el ejemplo es bienvenido.

      Saludos.

      Eliminar