10 de abril de 2016

Reseña: Star Wars: A new dawn

Autor: John Jackson Miller.
Época: 11 años antes de la Batalla de Yavin.
Nº de páginas: 367.
Editorial: Del Rey.
Idioma: Inglés.
Precio: 11'25€ (tapa blanda).
Género: Space opera.
ISBN: 978-0-553-39286-9.







Sinopsis y primer párrafo:

Desde que los Jedi fueron marcados para su ejecución, Kanan Jarrus se ha dedicado a mantenerse con vida en lugar de servir a la Fuerza. Así que cuando descubre un conflicto gestándose entre las fuerzas Imperiales y los desesperados revolucionarios, decide que no va a quedarse atrapado en un fuego cruzado. Entonces la brutal muerte de un amigo le fuerza a elegir entre agacharse con miedo o levantarse y luchar. Pero Jarrus no luchará solo. Pronto se le unirá Hera Syndulla, una misteriosa instigadora con sus propios motivos, en el desafío al Imperio por el bien del mundo y de su gente.

Años antes…

–Es hora de que te vayas a casa –dijo Obi-Wan Kenobi.
El Maestro Jedi miró a las luces parpadeantes del panel de su derecha, y después a los estudiantes que lo observaban. El pasillo entre el imponente grupo de ordenadores en la estación de seguridad central fue diseñado para unos pocos Jedi, no una multitud; pero los niños encajaban justos, temiendo empujarse los unos a los otros en presencia de su profesor por la mañana.
Personajes principales:

Kanan Jarrus
Kanan Jarrus: ¿Cómo es la vida de un antiguo padawan que sobrevivió a la temida Orden 66? Kanan Jarrus, anteriormente el padawan Caleb Dume, ha sobrevivido dando la espalda a la Fuerza. Mientras que Caleb no era más que un crío que aspiraba a ser un Caballero Jedi, Kanan no es más que otro habitante de la galaxia que va de trabajo en trabajo y nunca pasa mucho tiempo en el mismo sitio. Evita las relaciones con los demás porque sabe que atan. Es un hombre solitario por convicción que vida rutinaria dando la espalda a lo que ocurre en la galaxia.

Hera Syndulla: creció durante la guerra y el Alzamiento del Imperio. Ha visto de primera mano lo que este le hace a los indefensos. Hera decidió que ella quería marca la diferencia y, si sobrevivía para ello, movilizar a todos aquellos que han sufrido sobre bajo el yugo del Imperio. Hera ve claro que tarde o temprano estallará una rebelión y ella será parte de esta.

Skelly: Veterano de las Guerras Clon que cree que puede hacer que el Imperio oiga sus sugerencias de mejora. Algo que pone en marcha la trama.

Zaluna Myder: Encargada de las cámaras que controlan todo Gorse, se ve envuelta en un acto de rebeldía que ella no respalda. Leal, inteligente y por encima de todo, una mujer capaz de hacerse con las cámaras de vigilancia de un Destructor Estelar en pocos minutos.

Conde Vidian: El villano de la historia. Un hombre hecho a sí mismo –literalmente–, más ciborg que persona, es cruel y ambicioso.

Trama:

La historia arranca como un pequeño flashback de la época de las Guerras Clon, con Caleb Dume acosando a Obi-Wan Kenobi con sus preguntas. Este tipo de escenas aparecen de vez en cuando durante la narración, pero siempre con un propósito. 
Cuando volvemos al «presente», tenemos a un Kanan Jarrus que trabaja como transportista para una empresa minera. Es un trabajo arriesgado que nadie quiere hacer: transporte de explosivos.
Hera Syndulla
Por otro lado, tenemos a Hera. Su primera aparición es una demostración de un aspecto fundamental en su historia en su personalidad: es una piloto excepcional. Aunque Kanan se lleva el gran peso de la narración, las primeras escenas de ella nos muestran que la Twi’lek está en alguna clase de misión para conseguir información sobre lo que el Imperio está haciendo en Gorse y Cynda, planeta y luna respectivamente. 
Sus caminos se terminan cruzando y la dinámica entre ellos es excelente. Comienzan colaborando a regañadientes para poco a poco ir confiando el uno en el otro. 

Aparte, tenemos otra trama que se complementa con esta. En este tenemos al conde Vidian. Su objetivo es cumplir unos objetivos de recaudación de recursos en Cynda, en torno a los cuales gira la trama. 
Junto a él tenemos a Rae Sloane, una joven capitana que busca ascender en el Imperio. Es leal a la causa, pero a diferencia de figuras como Tarkin o el mismo Vidian, carece de esa falta de moral. Aunque eso no le impide cometer actos deleznables o admitir «bajas aceptables», sí se ve dividida entre obedecer las órdenes de Vidian o seguir su propio instinto.

Mundo:

La historia sucede en su gran parte en;
Gorse: Un planeta que no rota. Siempre tiene una cara mirando a su estrella, un lado abrasador que derrite el metal de los droides y, por supuesto, inhabitable. La otra cara sufre una oscuridad perpetua y es donde se concentra la población. Debido a los tirones gravitacionales entre su única luna, Cynda, y la estrella, Gorse se ve sometido a constantes terremotos. 
En Gorse se refinan los cristales de thorilidio que vienen de Cynda para su uso en la construcción de naves.
Cynda: Es la luna de Gorse y es rica en cristal thorilicio, razón por la cual es una luna exclusivamente minera. 

No se nos muestra más mundo que esos. Una pena. Aunque la apuesta por un planeta estático resulta original, pero está desaprovechado. Me habría gustado que pudiéramos ver las consecuencias de que Gorse sera como es y que no se presente como un planeta con una zona oscura y una abrazadora, siento que podía haber dado mucho más de sí.


Sólo tiene tres personajes femeninos importantes: Hera Syndulla, Rae Sloane y Zaluna Myder. Las tres pasan todos los test salvo el de «Las gemas de cristal», ya que este necesita de cuatro personajes femeninos importantes. 
Es cierto que existe un cuarto personaje, Lal Grallik, pero su papel apenas es relevante en la trama, así que no la incluiría junto a las otras tres.

Cubierta:

Es horrible y, espero no ser sólo yo, pero me resulta sexista la postura de Hera frente a la de Kanan. De él se nos dice que es un Jedi, de ella... bueno... poco más que que tiene una pistola y esa horrible postura, que es lo que resalta más de ella. Quizá podrían haber intentado representar que ella es una piloto o que pertenece a una célula rebelde. 

Valoración:

Todo lo que Jack Jonhson Miller nos cuenta y todo lo que nos describe de los entornos es importante. La personalidad de cada uno de los protagonistas, los secundarios, sus acciones y sus reacciones son coherentes con lo que sabemos de ellos. Mientras Kanan rehúsa usar la Fuerza para zafarse de los soldados de asalto, Hera evita ser vista, Rae Sloane cuestiona las consecuencias de los actos del conde y Vidian no duda en destruir a cualquiera que se interponga en su camino, amigo o enemigo. 
Cada uno de los personajes que conocemos en A new dawn es único y tangible. Vemos que son personas con sus ambiciones y con un contexto detrás. Incluso personajes algo más accesorios a la trama como Skelly o Zaluna, que tienen menos desarrollo, son completamente reales. 
El autor nos ha dicho cómo son esos personajes y lo ha mantenido hasta el final. ¿Ha habido una evolución en ellos? Por supuesto, pero como reacción a todas y cada una de las elecciones que toman a lo largo de la novela. Ninguno de los personajes es el mismo al principio y al final. Y esto es lo que tanto me ha gustado de la novela.
___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario