24 de febrero de 2012

Prosa lírica: Un corazón

 Por Irène
Por Iréne
   Toda la miseria que hoy aquí divisas no es más que el espejismo de los ahogados retazos que de ti quedan, asfixiados, sin vida, inertes. Estás sin estar y sin estar estás, ahí agazapada, temerosa por tu fin ineludible, por esa muerte que merecida se avecina, aquí en mi corazón.


   Antaño vergel radiante de jubilosa alegría donde entre las arenas de Chronos enterramos nuestros destinos; hoy no es más que un paraje estepario donde el perpetuo invierno plasma con pincel de carámbano el sufrimiento en mi corazón gélido.

   Hoy vago herido de muerte, sollozando, suplicando que alguien me rescate de esta introspectiva pesadilla que otrora fuese el impulso, que inerte ahora, me ayudaba a desterrar todo mal, a no olvidar que no estoy solo sino que decenas de almas me sostienen y me impiden sumirme en tus mortecinas manos y cubrirme con tu mórbido manto, que todo pudre, que todo mata.
___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter

1 comentario:

  1. Me encanta tu blog, cada vez que leo uno de tus posts, sea prosa lirica o no(pero sobretodo esta), descubro algo oculto que no me habia dado cuenta la vez anterior.

    ResponderEliminar