3 de enero de 2012

Prosa lírica: La noche más fría

   De repente me siento embargado por una tristeza infinita que se cristaliza en mi almohada en esta gélida noche. Me despierto y ya no estás a mi lado, ¿por qué me abandonas ahora que es cuando más te necesito? Siempre estabas ahí acariciándome en mi onírico letargo, procurando que todo sea perfecto, que nada me dañase.

   Mientras duermo, y la nieve cubre la ciudad como un manto de fino marfil, tú te vas y me abandonas. Me despierto y sólo encuentro una nota en la que me pides disculpas, pero sin dar ningún motivo, dejándome solo en la noche más fría.
   Ahora sin tu refugio he de continuar, pero el mundo es tan distinto, todo duele, todo mata. Me levanto cada mañana como un autómata, un robot que cumple su función sin más opción que vivir.

   Por fin, tras muchos meses, vuelvo a saber de ti por una solitaria nota que encuentro bajo mi almohada. Mi corazón se acelera y en la tan esperada nota sólo pone que volverás, pero ¿cuándo? Ya no sé si creerte y condenarme a esperar lo imposible o renunciar a ti y que el Azar decida mi destino.

   Me vuelvo a dormir esperando que todo este tiempo sin ti sólo haya sido un sueño, pero en el fondo sé que te has ido para no volver... Adiós, Felicidad.
___________________________________________________________________________
Cuervo Fúnebre: Lector voraz de fantasía y ciencia ficción que pretende escribir más de lo que una vida mortal le va a permitir. Adoro las culturas antiguas y las ciencias en general. Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario